Dentro de las diferentes artesanías mexicanas que se pueden adquirir, el rebozo ha tenido una aceptación y difusión mayor, ya sea por la facilidad de uso, los colores llamativos o el trabajo de elaboración que requiere cuidado y paciencia.

Los rebozos son una prenda femenina, puede ser rectangular, alargada, angosta o de una sola pieza, con terminados en cada extremo que parece flecos y cuyo nombres es repacejos. Esta prenda puede utilizarse de manera cotidiana, aunque también hay diseños de gala.

Esta artesanía es parte de la identidad de los mexicanos, de tal manera que ha permeado en la música, dentro de canciones como Cri-cri o en el “Son de la Negra”.

En la actualidad, los centros reboceros más importantes son:

-Santa María del Río, San Luis Potosí.

-Tenancingo, Tenando y Tejupilco en el Estado de México.

-La Piedad y Tangancícuaro en Michoacán.

-Tepeji de la Seda y Tepeji del Río en Puebla.

-Moroleón y Valle de Santiado en Guanajuato.

-Chilapa en Guerrero.